Los implantes dentales tienen como objetivo sustituir piezas o completar la dentadura con sustitutos artificiales de las raíces de los dientes naturales de forma estable, integrada, estética y funcional.

Son una opción ideal para personas que hayan perdido uno o varios dientes a causa de enfermedad periodontal, un accidente u otro motivo.

El tratamiento es por lo general un proceso de tres partes que toma varios meses.

Los pasos en la colocación de un implante son:

1. Colocar quirúrgicamente el implante en el maxilar o la mandíbula. Se asegura la encía sobre el implante por un período de tres a cinco meses, mientras se funde con el hueso a lo que se llama período de óseo integración.

2. Se destapa el implante y se coloca un poste o moldeador gingival) al implante. Se deja cicatrizar el tejido de la encía y cuando ha cicatrizado, el implante y el poste servirán de cimientos para colocar un diente nuevo.

3. El dentista hace un muñón y una corona que va a tener el tamaño, color, forma y ajuste armónico con los dientes vecinos. Una vez hecha la corona, se coloca sobre el poste del implante.

Ventajas

  • Evitamos las prótesis removibles.
  • Creamos una fijación eficaz y definitiva.
  • Reponemos las piezas sin la necesidad de “limar” las contiguas.
  • Mejoramos la estética
  • Dan confianza ya que los implantes permitirán hablar y comer con seguridad y confianza.

¿ Existe algún rechazo?

No, no existe ningún caso de alergia al titanio de los implantes, por lo que no existe rechazo. Puede pasar que un implante no se integre con la suficiente fuerza como para resistir la masticación.

Hoy en día, la técnica de colocación de implantes se ha simplificado y evolucionado bastante. El porcentaje de éxito es de un 95% y en los casos donde un implante no se integra, se sustituye por otro de diferente.

En nuestro centro empleamos las últimas técnicas por lo que las molestias a la hora de colocar el implante son mínimas y nos permiten ofrecer la mejor solución adaptada a tu boca y necesidad.

Actualidad

Actualmente los tiempos de espera se han reducido gracias a la carga inmediata con la que es posible colocar un implante y un diente provisional en tan solo una hora, o reponer los dientes en una o dos horas en función del número de dientes a reintegrar, en el mismo día.

Nuestra Clínica Dental Beyer proporciona a los pacientes aprensivos o para los que tienen miedo al dolor, las técnicas más avanzadas en anestesia y sedación para que el tratamiento sea confortable, placentero, y no tengan la sensación de haber notado la más mínima molestia.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted