Cambios producidos en los dientes y tejidos de soporte con la edad

Los tejidos de la boca van cambiando con el paso del tiempo. Los tejidos blandos, encías y mejillas, pierden su elasticidad, los músculos pierden tono y se vuelven débiles y las glándulas salivales producen menos saliva, lo que provoca una mayor dificultad para masticar, irritación y una disminución en la velocidad de curación de las lesiones bucales.

Alteraciones de la mucosa oral

Los cambios atróficos motivados por distintos estímulos como las prótesis, el tabaco, alcohol, fármacos y otros aumentan la variedad de lesiones de la mucosa oral en el anciano: leucoplasia, candidiasis y xerostomía. La xerostomía es muy frecuente entre los pacientes geriátricos provoca sequedad bucal, dificultad para tragar, ardor lingual, y más.

Caries dental

La caries aumenta al reducirse la producción de saliva. En el anciano la mayoría de las caries aparecen a la altura de la raíz por lo que es muy difícil recuperar la pieza. La mayor incidencia de caries radicular, se debe al consumo aumentado de azúcar y a la mayor recesión gingival.

Dientes quebradizos y desgastados

Los dientes se vuelven quebradizos porque al disminuir los vasos sanguíneos y los nervios de la pulpa, reciben un menor aporte nutricional. No suele haber dolor, porque el nervio también está afectado. Los dientes se desgastan porque el esmalte se adelgaza y deja al descubierto la dentina, que puede disolverse con los líquidos ácidos de la boca.

Enfermedad periodontal

La acumulación de placa y la inflamación gingival se desarrollan con mayor rapidez e intensidad en el paciente anciano. La inflamación comporta la formación de abscesos periodontales, donde se almacenan restos de comida y pus, con la consiguiente destrucción de las estructuras de soporte.

Estado prostondóncico

A medida que el paciente mayor va perdiendo sus dientes, que se deben sustituir por prótesis, para garantizar una buena función masticatoria, mantener la altura del hueso alveolar y frenar la aparición de problemas en la oclusión y en la ATM.

El paciente portador de prótesis deberá hacerse revisiones periódicas para evaluar el estado de la misma, así como los posibles trastornos que haya podido ocasionar en la cavidad oral.

Patología de la Articulación Temporomandibular (ATM)

Al perder los dientes posteriores y no reemplazados puede provocar una disfunción de la ATM, que se caracteriza por el chasquido que aparece al cerrar la boca. En los pacientes con prótesis completa, la prevalencia es mayor. La artrosis y la artritis reumatoide también pueden afectar.

Pérdida dental

El edéntulo o ausencia de todas las piezas dentales se presenta en un 40 y 85% de los ancianos y aumenta con la edad. La caries dental es la principal causa de pérdida dental, o por la enfermedad periodontal. Con un buen programa de salud bucal y con una buena praxis odontológica, se conseguiría disminuir considerablemente.

Otros factores

El cáncer oral aumenta con la edad. Si la neoplasia está muy extendida, puede requerir un tratamiento quirúrgico agresivo que provoque desfiguraciones y dificultad para masticar. La radioterapia, además, disminuye la secreción salival.

Enfermedades sistémicas como por ejemplo la anemia y la diabetes pueden acompañarse de inflamación y, en consecuencia, reducir la capacidad de curación de las encías.

Algunos fármacos como los antihipertensivos, antidepresivos o antiparkinsonianos pueden disminuir la producción de saliva y producir sequedad bucal. Algunas veces, también aumentan el riesgo de caries y de enfermedad periodontal, y provocan problemas de encaje de las prótesis.

Cuidados orales

  • Cepillado: dientes, encías y lengua, deberían cepillarse al menos una vez al día. Se recomienda usar dentífrico y un cepillo suave.
  • Enjuagues bucales: con agua templada Es especialmente importante en personas con dificultades para el cepillado (pero no es un sustituto). Los enjuagues bucales pueden producir irritaciones de los tejidos, debido a que llevan alcohol en su composición. Por este motivo, se deben diluir en agua.
  • Limpieza con una gasa: si resulta imposible que la persona mayor se cepille los dientes o se enjuague la boca
  • Seda dental: elimina partículas de zonas de difícil acceso para el cepillo

Otras ayudas dentales
  • Cepillos dentales eléctricos
  • Irrigadores de agua
  • Cepillos interproximales
  • Lubricantes orales


Recuerda que...

  • En la boca de una persona adulta, en condiciones normales, debe haber 32 dientes; 16 en el maxilar superior y 16 en el maxilar inferior, esto es lo normal.
  • El sistema digestivo comienza en la boca. Por esto, hay que entender que la digestión comienza en la boca, y que todo lo que afecte la función de la cavidad oral va a afectar directamente la digestión. Cuando faltan los dientes todo el proceso digestivo sufre también consecuencias, presentándose entonces todo tipo de enfermedades como dispepsias y malestares, hemorroides, estreñimiento, y obviamente mala nutrición y salud en general.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted